Pregón de las XV JORNADAS NACIONALES GASTRONÓMICAS DE CAZA de CUENCA

Todo un gusto el compartir el texto del Pregón de las XV JORNADAS NACIONALES GASTRONÓMICAS DE CAZA que los amigos del recomendable Restaurante San Nicolás, de CUENCA me han encomendado en esta edición 2011:

 

 

Amigas y amigos, sed bienvenidos y muy buenas tardes

O… mejor, buenos días porque a pesar de que hace un par de horas que dejamos atrás el  mediodía, la gazuza va haciendo mella en nuestro estómago demandando una pitanza que hoy será de lujo como merecido alboroque de inauguración de estas JORNADAS NACIONALES GASTRONÓMICAS DE CAZA.

Jornadas que, contra viento y marea-justo a la usanza de los mejores cazadores-nuestros amigos del restaurante SAN NICOLÁS, de Cuenca siguen soñando y haciendo sabrosa realidad desde hace 15 años.

La edad de la niña bonita, se dice, y, estoy segura, así será y como tal voy a intentar pregonar. Mas, como lo bueno, si breve, dos veces bueno y, para bueno, lo que nos espera en estos platos aún vacios, yo seré más que breve y, espero, justa pues no quisiera dejar de compartir con vosotros ninguna de las muchas y fuertes sensaciones que me ha llevado a decir sí al amigo Adolfo cuando hace unos días me encomendó esta deliciosa tarea.

Sensaciones agridulces, como esos sabores que tanto nos atraen a tantos y que tantas veces aderezan nuestras vidas. Sensaciones, al fin y al cabo, como las que ese TURISMO EXPERIENCIAL.”Emoturismo” que yo prefiero decir. en el que desde hace un par de años buscan aunar esfuerzos Administración y profesionales del sector hostelero porque ya es hora de aceptar que el Turismo de destinos ha dado paso al Turismo de Sensaciones y en éste, mucho y más que bueno tiene que decir la GASTRONOMÍA.

Acciones como el pasado Congreso Europeo“ Plato Fuerte: El Turismo”, el actual programa de TVE “Un país para comérselo” o el futuro Basque Culinary Center,(así se ha bautizado a la Universidad de Ciencias Gastronómicas del Estado)no pueden quedar en partes de un programa más- “Saborea España”- promovido por Turespaña. Tampoco la Gastronomía y la Cinegética pueden quedar en  recursos culturales-sí, he dicho culturales-tan tradicionalmente nuestros como infravalorados si no denostados en ambientes y por mentes tan poco  naturales como ,eso sí, políticamente correctas ¿verdad, amigos cazadores?

Quienes me conocéis, bien sabéis que yo no lo soy(…políticamente correcta, aclaro) Que soy reivindicativa con toda aquella causa que estimo justa y justo es el pregonar, hoy la pasión por la Gastronomía y el Turismo que aquí nos une: esto es, el Gastroturismo, y la CAZA.

Una pasión que llevo en vena porque por venas familiares corrió, las  de mi padre, a quien hoy, víspera de un día como aquel 24 de febrero en que nació, quiero rendir el más cazador homenaje como cazadora fue su marcha definitiva, precipitada pero feliz, con las botas puestas, camino del reclamo.

Y el más risueño. Porque decir Risueño es acercarnos a un lugar: San Clemente, en La Mancha de Cuenca, y apellidar una afición y un deporte: la caza. Así consta ya en la bibliografía cinegética del siglo XVIII-por ejemplo, en “Los cazadores .La Mancha” de Pérez Escrich- y así sigue constando hoy en día  ya sea en  prestigiosa marca como la de la orgánica “VerdeCaza” o experimentados artículos de venatoria en donde José Miguel y Rafael Risueño Villanueva tienen su lugar por derecho propio para orgullo de quienes con natural orgullo compartimos algo más que apellido.  

Por tanto, sí, reivindico el reconocimiento de la actividad cinegética como una práctica natural, sostenible, necesaria, accesible y, por supuesto, también femenina.

Sí, habéis oído bien: hablo de feminismo y de caza .Y, por favor, utilizando populares dichos rurales, no confundamos churras con merinas porque, ciertamente, hasta no ha mucho han sido-hemos sido-las mujeres quienes hemos participado de la caza como de casi todo: para trabajarla  “a  posteriori” del disfrute del hombre: esto es, para el manipulado de las piezas.

Pero, cansadas de que nos den gato por liebre-y encima nos tocaba pelarlas- hora es ya de que, como en todos los ámbitos de la vida, las mujeres accedamos y gocemos de una actividad que es tan natural y saludable como social y relajante. Una actividad que, como cualquier otra, no es machista, clasista ni destructora por  ella misma, sí cuando de su uso hacemos abuso o mal uso pero esto no es cuestión de cuotas, sino de responsabilidad y sensibilidad y en ello, ni hombres ni mujeres hemos de andar a la gresca.   

Así quisieron demostrarlo ya en esta casa, otorgando el Trofeo Ciervo de Oro en el año 2005 a una queridísima y muy admirada amiga: Marah Abelló Gallo, quien no por casualidad comparte apellidos con nuestro galardonado en la presente edición: Juan Abelló Gallo.

De nuevo la pasión por la caza reafirma vínculos familiares y de nuevo la PERDIZ se convierte en protagonista exclusiva porque, sin despreciar la caza mayor, para estos hermanos Abelló Gallo, como para los Risueño de in illo témpore que diría Sánchez Vera y todavía los que hoy lo somos, la perdiz es la más representativa, bella, autóctona y respetable imagen de la caza en España y, desde luego, de nuestros campos castellano-manchegos.

Así me lo trasmitía otro entrañable amigo, igualmente trofeo Ciervo de Oro 2004, y que a punto estuvo de llegar a los 90 años en su  propio diario de un cazador: ser humano por encima de todo, amante y, como tal, practicante de la palabra, del deporte, cazador de los que con arma, perro y bota componen una pieza y se asoman cada domingo a las cárcavas inhóspitas  para quien también vaya hoy y siempre nuestro homenaje: Don Miguel Delibes.

 

Y puestos a homenajear, y porque es fusionar lo que hoy nos trae a mesa y mantel tan bien dotados, nuestro reconocimiento también para quien hace pocos días  marchó con las botas puestas. En este caso, más que botas, delantal pues, como un quijote de la gastronomía, haciendo camino a nuestra cocina en Singapur, nos ha dejado Santi Santamaría, el primer y más “estrellado” de la gastronomía de España y que no tuvo complejos para, por encima de artificiosos aditamentos y coyunturales modas, reivindicar la esencia de la calidad gastronómica: su autenticidad. Para él también nuestro reconocimiento y el deseo de que la familia Santamaría, ahora con una mujer, su hija Regina, al frente siga defendiendo con la misma pasión y responsabilidad que las antes citadas aquello en lo que más y mejor creen y trabajan: en este caso, la gastronomía.

 

Y hablando de gastronomía, de familia, de caza, de turismo y de Cuenca, hora es ya del yantar, no sin antes otorgar el trofeo Ciervo de Oro a Don Juan Abelló Gallo: empresario, amante de la Cultura, de la belleza y de la amistad, cazador…En una palabra, un renacentista.

Abelló, Delibes, Santamaría, Risueño…familias en las que caza, gastronomía o ambas son  pasión tanto como tradición y siempre, siempre, responsabilidad, respeto…y gusto, mucho gusto.

Nos queda la que hoy y aquí une ambas prácticas y también a nosotros: la familia Castillejo Castillo. Tuve el gusto de conoceros hace una década en otras Jornadas, las de 2001, y  confieso que el  asistir a este  evento  entonces en parte como obligación dentro de mi “mili política”, se convirtió nada más entrar en esta casa y sentirme tan cálidamente acogida  en una devoción que, bien lo sabéis, me  sigue obligando, pero ahora voluntariamente, a prestaros todo mi apoyo e ilusión.

Por el bien del restaurante San Nicolás, que al fin y al cabo, es ese 5º hijo-y no hay quinto malo- que tantos desvelos requiere pero tantas satisfacciones da.

Y por el bien de CUENCA, ciudad y provincia, no la olvidemos, porque de todos necesita una tierra cuyo futuro no podrá construirse mientras no afiancemos mejor un  presente en el que la Cultura, Naturaleza y Turismo han de ir, de verdad, de la mano y dando pasos ya ¡Basta de ser arpas esperando manos que sepan arrancarnos¡

Basta, paisanos conquenses, de  “eas” ,que a nada conducen cual tan resignados como necios Sanchos y, mejor como Don Quijote, y porque el camino no se puede seguir sin antes descansar y gustar del buen yantar” hagámoslo ya en la mejor compañía: la vuestra,en el mejor lugar: San Nicolás, en Cuenca,Ciudad Patrimonio de la Humanidad, y con los mejores bocados:

 

Los de las XV JORNADAS NACIONALES GASTRONÓMICAS DE CAZA por las que, con gusto brindo, como debe de ser, con un vino de los muchos y buenos de nuestra tierra ¡Salud¡

Paz Risueño Villanueva.

Cuenca,22 de febrero de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s