Peripecias Taurinas en la pequeña historia de SAN CLEMENTE

                                                           Peripecias Taurinas

                                          en la pequeña historia de San Clemente*

   _______________

                                        Según datos de su Arch.Municipal y del A.H.N (Legajo 35.744-nº 4)

 

Cap I-De la guisa y manera cómo la Plaza Mayor de la villla,que tenía toril y abundante balconaje,venía a ser aderezada de modo conveniente a fin de correr en ella vaquillas y toros de muerte,con el regocijo general del vecindario.

   —-   —–

Bien es verdad que la Plaza de entonces,la misma que hoy se coserva,enmarcada por los edificios de la Iglesia Mayor del Señor Santiago,de Ayuntamiento, Audiencias y un frente de casas embalconadas,ofrecía un marco ideal para la fiesta.

Mucho más si se tiene en cuenta que tres de las cinco calles que en ella entran lo hacen a través de tres recios arcos que,junto con lso otros 18 de sus arcadas laterales,le dan un aire de coso cerrado e íntimo.

Añádase, a esta buena disposición natural,el entusiasmo que ponía el Concejo,no regateando gastos,para completar su cierre con palos y tablones,montar a todo su alrededor andamiajes firmes desde donde las gentes presenciaran el espectáculo,y sobre todo,cuidar del ornato de balcones y ventanas que habrían de ser ocupados por hidalgos y familias nobles.

¡Ah! Y de un modo especial,con un presupuesto alto en maravedíes que se libraban de Propios,se atendía al aderezo del tenderete o tribuna que,colocada debajo de los Arcos del Ayuntamiento,se destinaba a la Presidencia y que constituída por el Sr. Corregidor,Alcaldes,Justicia y Regidores,todod ellos en forma de villa,junto con el clero y otras personas de relieve,allí estaba presente y solemne.

Así pues,con un suelo firme y llano,sin árboles ni obstáculos, dominado totalmente por los edificios que a lo largo de su cerco asaeteaban,prietos de miradas,en todas las direcciones-que,a veces,algunos,hasta en lo alto de los tejados estaban subidos-calientes de sol y de gritos,entusiasmados por la fiereza de los animales sin huida posible,y aplaudiendo o silbando la destreza o los fallos de los toreadores,resultaba que con aquellos festejos apasionantes de correr toros se ponía el ambiente popular al rojo vivo y la vida sencilla del lugar cobraba color y alegría bullanguera.

Nada extraño que,dadas estas circunstancias especiales,el vecindario de San Clemente fuera sedimentando en su sangre,desde muy antiguo,la pasión y el gusto torero.

Cap.II._De los muchos y muy fieros toros que se corrieron y fueron muertos por conocidos toreros durante la mañana y la tarde de cada uno de los días 17,18 y 19 del mes de septiembre del año del Señor de 1.792

                                                                    ——            —— 

El cartel anunciador,que más parecía decreto real o bando del Alcalde,decía con letras grandes:

AVISO AL PÚBLICO

El REY,nuestro señor (que Dios guarde) tiene concedidas a esta Muy Noble,Leal y Fidelísima Villa de San Clemente.

Todas las corridas de novillos que necesite para con sus productos subvenir a los gastos de empedrados,calles,calzadas y caminos.

Y en consecuenca,usando de dicha Facultad, el Sr.D.Agustín Guaxardo Faxardo y Contreras,su Corregidor, Capitán a Guerra y Subdelegado de todas Rentas Reales en la expresada Villa y su Partido,ha señalado 3 corridas, si el tiempo lo permite…

 

En ellas se recaudaron                     69.476 reales

Los gastos fueron                              66.943    

 Quedando de resto                            2.533 reales

Y el PLAN que el maestro arquitecto presentó para empedrar varias calles importaba 70.700 reales.

 

En cada día se  lidiarán y bandearillearán 8 novillos por una quadrilla de Toreros al cargo del esforzado y conocido Joseph Delgado (alias Hillo) y José Giménez ,que hacen de primeros espadas en la Ciudad de Cádiz,y de acreditado lucimiento,quienes ofrecen executar  todo género de suertes e invenciones para mayor diversión del Público: y atendiendo a que ésta sea completa como el año pasado, se picarán con Vara larga cada tarde 4 novillos por los famosos picadores Laureano Ortega y Antonio Parra.En los restantes capeos de mañana y tarde se pondrán Dominguillos (atendiendo al gusto que dieron en el año próximo)Banderillas de fuego y otras invenciones primorosas.

José Delgado Guerra (Pepe Hillo) nació en 1.754  en Sevilla y fue una primera figura extraordinaria del toreo.Cuando vino a San Clemente tenía 38 años y estaba en el pináculo de la fama.Murió en el ruedo,a los 57 años,en la Plaza de Madrid.

El ganado será de las dos acreditadas Vacadas de La Mancha de D. Gonzalo de Ortega,vecino de Infantes,y nuevo en esta Plaza,el primero y último día: y el segundo de D. Francisco de Paula Marañón, de Alcázar de San Juan,que tan cumplidamente agradó en las anteriores fiestas.

En el último año, en lugar de 24,fueron 27 los novillos que se corrieron en 3 días.

De orden del Sr. Corregidor se previene  que nadie baxe a la Plaza, se quede entre Barreras,golpée en ellas con palo,piedra,ni arma que pueda incomodar a persona alguna ni ofender al ganado,so pena de 10 ducados de irremisible exacción.

La multa de 110 reales,algo fuerte quizá,quería poner freno a los desmanes y abusos que solían cometerse en tales ocasiones.

La hora en que se dará principio sin falta,por mañana y tarde,se avisará desde el día antes por carteles en las puertas de la Plaza,con el precio de sitios privilegiados y ventanas:siendo el de la entrada para todos 2 reales por al mañana y 5 por la tarde.

El reloj de la veleta se encargaba de marcar,ritualmente,con sus campanadas,el comienzo de la fiesta.Y en cuanto a los precios,nótese que los 2 reales equivalían al jornal de un peón.¡nada baratos por tanto ¡ Y sin embargo,asistieron miles de personas,a juzgar por el total recaudado.

Deseoso el Asentista de la Plaza de contribuir por todos los medios a la más completa diversión del Público,ofrece dar para la segunda noche de las funciones,un magnífico Castillo de Pólvora,que por su magnitud y variedad de fuegos se situará fuera de la población,en parage cómodo,donde todos puedan difrutar de su vista,aunque sea a la distancia de una legua.

¿Puede darse mejor complemento a unas corridas de toros? Pue sí,puede darse,y no faltó en estas fechas,porque además de la Pólvora hubo mesas de juego,violación de lo prohibido,dimes y diretes entre los Grandes Señores (que nada divierte tanto a los humildes como ver reñir a los Poderosos) y otras picardías como narra el capítulo siguiente.

Cap.III.- Donde se da cuenta de la denuncias que presentó el Sr. Marqués contra el Sr.Corregidor de la Villa por las que vino a ser procesado y multado dicho Corregidor,con motivo de la muerte de unos toros y otros percances.

En el Real Consejo de Castilla (Leg. 35.774-nº4-año 1.792) hay un pleito voluminoso mantenido por el Sr.Marqués,regidor decano del Ayuntamiento de San Clemente,contra el Corregidor,que contiene una larga serie de acusaciones a saber:

1ª Que no fueron novillos sino toros de 4 y 5 años los que se corrieron y que fueron banderilleados y muertos en la Plaza( cuando la ley lo prohibía) por toreros de nombre.

Que no entraron cabestros para retirar el toro,y que el público,después de poner las baderillas,empezó a gritar “muera,muera” y el Sr. Corregidor accedió, y se le dio muerte en la Plaza.Y luego,fueron arrastrados con mulas vistosamente enjaezadas,preparadas de antemano.

Que con violín y músicas entraron en la Casa del Corregidor,al día siguiente,muchas gentes para felicitarle,porque había dado orden de matar los toros en la misma Plaza.

2ª Que se quemaron Castillos de Pólvora, a pesar de ser cosa vedada.

3ª Que,con motivo de las fiestas de toros,se pusieron mesas de juego,no lçicitas,y una de ellas en casa de un regidor,y hasta el Sr. Corregidor tomó parte y llevó la Banca en una mesa.Y como vinieron jugadores de La Roda y Albacete y tuvieran sus altercados,fueron prendidos y más tarde perdonados graciosamente por el Sr. Corregidor.

4ª Que los festejos causaron mucha ruina a los pobres labradores que,entre gastos de toros y gastos de hospedar a los venidos de lugares comarcanos,quedaron muy mal parados en sus bienes.

5ª Que se hundió un andamio el primer día por la mañana y quedó la gente amontonada entre los maderos con gran peligro para todos.

Y que a la tarde de día siguiente fueron tantas las personas que acudieron que,no pudiéndose colocar en lo alto,se quedaron en un callejón de barreras,y que entró uno de los toros y con gran alboroto salió herido un hombre entre las astas del toro.

6ª Que en los días precedentes hubo reunión en el Ayuntamiento,se trató de las corridas de toros, se votó y salió negativa.Tan sólo votó a favor un regidor,en cuya casa se pusieron mesas de juego.

El Sr. Corregidor, a pesar de los votos en contra,dijo que habría corridas.”Que ninguno se lo había de llevar por guapo” Que en León las había tenido en contra del parecer del Obispo,y que aunque lo multaran con 1.000 ducados,o con 1.000 pesos de oro,que las habría.

Y aunque se interpuso la influencia del Alcalde Mayor y del Sr. Cura de las Parroquialees y de los Sres. D.Gaspar y de D. Antonio M. para torcer su ánimo,no sirvió de nada así como tampoco los ruegos que le había hecho el mismo Sr. Marqués.

Terminada la lista de cargos,siguen las declaraciones interesantes de 24 testigos, y diversos trámites y papeleos,para concluir en un Fallo de Sentencia,en el que

a)se condena al Sr. Corregidor a que pague 300 ducados de multa y todas las costas hechas.

b)se le apercibe para que cumpla las Órdenes del Rey,y en especial las referentes a corridas y festejos.

c)y se le recomienda que tenga paz y armonía con el Sr. Marqués y con todos los demás.

Cap.IV.-Que trata de los desmanes y alborotos promovidos por unos clérigos que,al tiempo del correr los toros,estaban presentes do la Justicia y Regimiento,y mereceiron por su conducta ser conducidos presos a las cárceles del Obispo.

                                                                         —–     ——

(Se pasa de largo por falta de espacio)

FINAL

En resumen,la villa de San Clemente,con su maravillosa Plaza Mayor,dotada de toril y balcones abundantes,con su afición de matar nada menos que 24 toros en 6 corridas durante 3 días seguidos,con la nota picante de un abierto,mano a mano entre el Sr. Marqués y el Sr. Corregidor, y con el desfile de unos clérigos que,en carro,van a la cárcel por administrar mal su afición torera,puede pasar,por méritos propios, a figurar en la Historia de las peripecias taurinas.

—¡Poca cosa para pedir una laureada ¡

—Pero suficiente como curiosa ilsutraciòn a un programa de ferias.

                                                                                                                            D.T (1968) *Diego Torrente Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s