Beijing 95

BEIJING 95: MIRAR AL MUNDO A TRAVÉS DE LOS OJOS DE LA MUJER

    “POR LA MUJER RURAL !ADELANTE¡ ( Fabiola, reina de Bélgica. Ciudad Prohibida/Pekín. 9/9/95)

Se han cumplido veinte años de un evento que promovido por la ONU sirvió para llamar la atención a nivel mundial sobre dos hechos discriminatorios. O más bien , uno, idéntico aún en ámbitos y medidas diferentes:
        Se trataba, como el lema de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer(Beijing) y el Foro de ONG, decía, de MIRAR EL MUNDO A TRAVÉS DE LOS OJOS DE LA MUJER. De atraer la atención sobre nuestro colectivo, sobre un mínimo del 50% de la población mundial que durante siglos hemos sido invisibles aunque no imperceptibles.
        Se trataba de buscar la complicidad de las 40.000 mujeres que en China nos concentramos y unimos.Unión aparente, todo hay que decirlo, porque hubo muchas y muy “gubernamentales” que adoptando masculinos roles, despreciaron a quienes íbamos por libres…hasta en el pago de un viaje que a ellas les pagábamos la ciudadanía.”¿para qué tanta mujer si con habernos reunido las expertas hubiera sido suficiente? decían” !Olé ahí la coherencia de congéneres que ya hablaban de empoderamiento,techo de cristal y sororidad pero…qué poco hicieron en pro¡
       En cualquier caso y a pesar de tan “feministas” congéneres, Beijing sirvió para avanzar en la consecución de una IGUALDAD REAL DE OPORTUNIDADES entre hombres y mujeres pero también entre mujeres de aquí y de allá. Sin ir más lejos, para llamar la atención sobre la situación escandalosamente discriminatoria de la mujer china que hoy va incorporándose poco a poco a lo que ha de ser una vida en igualdad.
       Beijing 95 fue una experiencia única, llena de fuerza, llena de igualdad. Tanta, por ejemplo, que podías encontrar a la hoy Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, o a reinas de países un país europeo sintiendo y vibrando como cualquier mujer, tratando con su presencia de que IGUALDAD, DESARROLLO Y PAZ
fueran realidad.

      Han pasado veinte años de Beijing 95 y cada 15 de octubre a nivel mundial conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Rural que,como todos,no pueden quedar en flor de un día…o sí,mejor lo sea de ninguno si seguimos dejándolo en lo anecdótico,festivo y hasta  obsoletamente”marujil”  de celebrarlo con concursos de comiditas o reuniones tipo mítin donde siempre habrá alguna “monitora” que saque tajada…aún sin haber incluido ágape.

     Han pasado  veinte años de Beijing 95 y a las mujeres rurales se nos sigue manipulando ¿o nos dejamos manipular? Como siempre,la mejor arma para combatirla es un instrumento de paz.Se llama EDUCACIÓN y no temáis ¡no muerde!

BEIJING 95, 14 AÑOS ¿DE IGUALDAD, DESARROLLO Y PAZ?

Se cumplen en estos días catorce años de aquellos que viví en 1995 cuando tuve la ocasión de viajar al continente asiático, concretamente a China-y no era éste mi primer viaje a aquel país-para participar en el FORO MUNDIAL DE LA MUJER que con el lema “MIRAR AL MUNDO A TRAVÉS DE LOS OJOS DE LA MUJER” pretendía 2 objetivos primordiales:
– Servir de marco para la reflexión del papel de la mujer en relación a aspectos tan vitales y utópicos como la IGUALDAD, DESARROLLO Y PAZ.
-Atraer la atención mundial hacia la escandalosa discriminación sufrida por la mujer en China.

Acerca del primer objetivo, podéis juzgar vosotras/os mismos/as a 14 años vista. Ciertamente, en materia de igualdad de género, los llamados países “desarrollados” entre los cuales nos encontramos, disponemos ya de ministerios y consejerías de igualdad, de centros de ¿o para? la mujer, de políticas de discriminación positiva, de leyes de paridad… ¿eso es todo? Sí, hemos avanzado pero UNOS-y aquí incluyo también a mujeres que, sin embargo, han adoptado modos machistas- mucho más que OTRAS.
Afortunadamente, no podemos compararnos con lugares donde la mujer sigue sufriendo no ya su invisibilidad sino, peor aún, su inferioridad que significa el mayor desprecio.

Acerca del segundo objetivo, he de decir que si bien me encanta viajar,no me busquéis en Pekin. No es un lugar de Paz, desde luego, y a ello contribuyó la consigna dada por su gobierno entonces que, no pudiendo impedir la celebración de este evento mundial auspiciado por la ONU,hizo luz de gas, labor de zapa dejando que de los mentideros salieran “informaciones” como que dicho evento era una reunión mundial de prostitutas.

Esfuerzo el mío entonces que mereció la pena pues pese al coste- la Junta de Comunidades nos subvencionó el viaje pero la estancia, 20.000 pts por 15 noches más los normales gastos que en comida bien cierto fueron pocos pues los noodles “vendedizos”, esto es, fastfood, valían sólo 15 pts-fue mucho lo que pudimos ver a través de nuestros ojos.Ver…y aprender.
Ví y aprendí de la fuerza inmensa de las mujeres “subdesarrolladas” (esto lo decían despectivamente las necias que también entre mujeres haylas)de África y Asia. !qué dignidad y qué alegría la suya pese a su aparente humildad que tan grandes las hacía¡
Ví y aprendí de la relatividad de la vida pues en un continente y en un país entonces tan lejano a nuestra
sociedad, todas eramos iguales: MUJERES. Y en cuanto a las occidentales, todas allí anónimas ya fueran testas coronadas, esposas de presidentes o activistas prestigiosas.
Vi y aprendí de mujeres “de mi mundo” como la aragonesa Josefina Loste(ver “Hijas de Deméter” en el espacio “foro” de esta red) o la que todavía es alcaldesa de Cadiz, Teófila Martínez con quien tuve ocasión de compartir un largo pero rico viaje de vuelta.
Ví y aprendí, como siempre me ocurre, también de los errores.Esto es, a no hacer. A no hacer lo que las “gubernamentales”, a las que reconocíamos por su discriminación positiva(lease viaje pagado en su totalidad por la administración y acreditación distinta que les confería diferentes y privilegiados derechos) por su aire de superioridad e incluso desprecio hacia las que allí íbamos de “pardillas”, o sea, pagando y sin acceso a la Conferencia oficial, por sus comentarios como ¿para qué aquí 40.000 mujeres si con que hubiéramos venido las expertas feministas hubiera sido suficiente?
Vi, aprendí y reí.Por ejemplo, cuando una reconocida feminista española que aún hoy sigue reivindicando la igualdad por espacios televisivos y que se alojaba en mi mismo hotel, al abandonarlo de vuelta a España buscaba desesperada e inútilmente a quien “le llevara las maletas porque ella no podía, se lastimaba su fragil y femenina espalda” !Pobre¡

No, no hemos cambiado tanto.Las “espabiladas feministas” siguen buscando a quien les lleve los bultos sin importarles un pepino-no de Huete, que éste es demócrata y educado-si es hombre o mujer.Lo importante es que no sean ellas quienes lleven la carga pero
¿CUANDO NOS DAREMOS CUENTA DE QUE LAS CARGAS, COMO LOS BENEFICIOS, HAN DE SER COMPARTIDOS?
ESO Y NO OTRA COSA SERÁ LOGRAR IGUALDAD, DESARROLLO Y PAZ: COMPARTIR…NO REPARTIR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s