La mujer rural castellano-manchega y la innovación tecnológica

2010_0311ANDASC0006

Volviendo la vista atrás,cosa que no suelo hacer porque cualquier tiempo pasado jamás fue mejor,hallo esta ponencia que a petición del Instituto de la Mujer de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, elaboré y pronuncié y,por cierto y al final de manera voluntaria( léase telonera del entonces Pte de la JJ.CC. de CLM)en la Jornada de Trabajo Día Internacional de la Mujer Rural .Los Yébenes(Toledo)15 de Octubre de 2007

 

Cierto, han pasado casi once años ¿y… ?

Ponencia marco:

LA MUJER RURAL CASTELLANO-MANCHEGA Y LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA.  Paz Risueño Villanueva

“Lo único que liberó a las mujeres fue la Ciencia. Yo no creo que la generación de mujeres jóvenes tenga la mínima idea de todo lo que la lavadora hizo por ellas.Y cómo la aspiradora las salvó de la esclavitud del polvo…Ésta es una generación muy ignorante en términos históricos”  Doris Lessing (Fragmento de su entrevista en “English Breakfast” de Diana Libedinsky.2006)

Paisanas castellano-manchegas ,buen y estupendo Día Internacional de la Mujer Rural.

Precisamente lo conmemoramos hoy, día en que también se recuerda a una mujer andariega ,innovadora y práctica que afirmaba que entre pucheros también se encuentra a Dios. O, lo que es lo mismo, que en nuestra actividad cotidiana, a veces incluso aburrida y siempre agotadora, podemos hallarnos a nosotras mismas, hallar esa paz tan necesaria, tan cercana y que a veces sin embargo, no hallamos por falta de autoreflexión.

Hoy esa reflexión la vamos a hacer todas juntas, aprovechando que nos encontramos aquí tantas unidas por dos vínculos que pueden parecer circunstanciales pero que marcan nuestra vida: nuestro género y nuestras raíces rurales. Somos mujeres rurales y aquí estamos para compartir experiencias que nos ayuden a sentirlo mejor.

No quiero, no obstante, seguir adelante con mi intervención sin hacer algo que igualmente tiene que ver con nuestras raíces.

 Seguro que ninguna dudamos de nuestro ser…bien nacidas ¡ somos de Castilla-La Mancha¡ igualmente y por ello, hemos de ser agradecidas y hoy, especialmente, mi agradecimiento y mi reconocimiento por un esfuerzo bien hecho y que será bien recompensado va en primer lugar para vosotras, mujeres que vais a tener el respeto y la paciencia de oirme, de aceptarme. Y de disentir ¿por qué no?

También gracias al Ayuntamiento y a todo el pueblo de LOS YÉBENES que ha querido y sabrá acogernos como nuestra gente sabe hacerlo .Con generosidad, sencillez y mucho, mucho cariño.

También con ilusión y responsabilidad. Como la que pone en todo lo que hace nuestro Gobierno, el de una región joven pero llena de experiencia ,que a través de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha quiere hacer de la de hoy no una excusa para que unos cientos de mujeres viajéis, comáis o aplaudáis sin más, sino una “fecha por la igualdad” para que en ella hablemos todas y seamos conscientes de lo que fuimos, sí, pero, sobre todo, de lo que somos y seremos.

Por tanto, gracias al Gobierno de nuestra tierra por ayudarnos, por empentarnos como en La Mancha decimos, en pos de la IGUALDAD. Y, especialmente en el día de hoy, gracias al Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, a su Directora Ángela Sanroma Aldea y a colaboradoras como Mª Carmen Sánchez de la Ossa y Nuria López-Triviño Loscos por posibilitar no ya una jornada en la que todas vamos a ser protagonistas, sino una región, Castilla-La Mancha, en la que mujeres y hombres, por cuestión de capacidad y no por cuestión de género, vamos a compartir protagonismo.

Conmemoramos el Día Internacional de la Mujer Rural y como todas las conmemoraciones, la fecha no es arbitraria. Desde 1996, tras el Foro Mundial de la Mujer celebrado en Pekin  en el que tuve la suerte de participar, se celebra a nivel mundial y a continuación del día 14 de octubre, Día Mundial de la Alimentación, por cuanto se consideró la importancia que nosotras, mujeres rurales, tenemos en la tarea de procurarla. Creedme, para mí, cada vez más feminista, no es ningún orgullo tal consideración como tampoco creo lo sea para Doris Lessing la suya propia( fragmento introductorio)No nos gustan pero son realidades.

No me gusta, por lo que ésta tiene de especial y exclusiva la “responsabilidad” de procurar una alimentación para todos como a la reciente Premio Nobel de Literatura y feminista tantas veces desencantada Doris Lessign- mujer nacida en 1919 en el seno de una tradicional familia británica en continua itinerancia: Irán (su lugar de nacimiento) Rhodesia/Zimbawe(lugar al que se trasladó con 8 años para vivir allí en una granja) y otros muchos en sus intensos 88 años hasta su residencia actual en Gran Bretaña-tampoco le gusta reconocer la importancia de “trascendentales” y domésticas innovaciones tecnológicas   en los actuales logros de LIBERTAD que las mujeres vamos consiguiendo.

 Pero, en efecto, y vosotras las que sois mayores, las más veteranas lo sabéis por una superior experiencia: A la innovación tecnológica las mujeres le debemos mucho. Tanto, como habernos liberado – o estar en camino de hacerlo- de ese “Sus labores” en el que se nos ha encasillado hasta hace apenas nada.

Hasta hace tan poco como los años que han transcurrido-15 ó 20- desde que se iniciase una sensibilización respecto a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, desde que las asociaciones de mujeres empezaron a sacarnos de nuestras casas, desde que las diferentes Administraciones se implicasen en esta tarea de la Igualdad y promovieran los distintos Planes de Igualdad como instrumento para su progresiva consecución.

Nuestra propia Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha se encuentra desde 2004 y hasta el 2008 impulsando el que ya es IV Plan de Igualdad que con el lema “Piensa en futuro, construye en Igualdad”cuyo objetivo es erradicar la discriminación de género basándose en 8 pilares:

1-La Igualdad se trabaja

2-La Igualdad se educa

3-La Igualdad detiene la violencia

4-La Igualdad se extiende

5-La Igualdad toma el poder

6-La Igualdad toma la palabra

7-La Igualdad es calidad de vida

8-La Igualdad tiene método.

Y precisamente del diseño, coordinación y seguimiento de ese método se hace cargo el Instituto de la Mujer que es el organismo que hoy nos convoca a esta Jornada de trabajo con el sugerente título “Conectadas al progreso”. Un título que mucho tiene que ver con el del IV Plan de Igualdad en el que estamos inmersas y con nosotras, las mujeres rurales, para quienes específicamente ya en el Punto 1-La igualdad se trabaja- y dentro de sus 4 objetivos estratégicos, se establece en el 3º el “Actuar contra situaciones de desigualdad que afectan a las mujeres rurales”.

Un título que también tiene mucho que ver con el Punto 7º        -La Igualdad es calidad de vida-dentro de cuyo primer objetivo estratégico –Garantizar desde la igualdad las condiciones de dignidad en aquellos factores específicos que inciden de manera especial en la calidad de vida de las personas-la Medida de “Acercar a las mujeres a las nuevas tecnologías”.

Por tanto, el estar conectadas al progreso no es cosa preferente ni de hombres ni de personas urbanas.

Conectadas al progreso estamos desde que en nuestros hogares entró la innovación tecnológica de entonces: el teléfono y los electrodomésticos. El primero, en un mundo rural hasta entonces incomunicado, sirvió para hacer las primeras conexiones con el exterior. Recuerdo como anécdota a  una querida mujer rural manchega a la que en los años 60 precisamente sus hijas reñían por, según ellas, el gasto que le autoacarreaba el  teléfono a lo que ella, tranquilamente, respondía que se había hecho cargo de sus hermanos al quedar huérfana con 13 años, casada con 17 con un marido de los de “ compañera te doy o mejor, esclava” no había hecho otra cosa en su vida que parir y trabajar en su casa,en el campo y allí donde hiciera falta un “jarrillo de mano” ¿ Era un lujo ahora a su vejez el disfrutar de la comunicación con sus familiares y amigas a través del tfno? ¡Pues bendito era y para ese primer lujo permitido a los 70 años eran sus “perras”!

La segunda innovación que vino de forma más o menos simultánea fue la de los electrodomésticos: cocina, lavadora, frigorífico… sí, todos muy funcionales y para facilitarnos el trabajo, pero también la televisión que, además de cubrir un ocio que las mujeres rurales hasta entonces apenas tenían, cumplía un papel no menos importante: la información, la formación y la comunicación.

Vinieron también los coches. En eso aún existían diferencias entre mundo rural y urbano siendo los habitantes de este último quienes primero y en mayor medida gozaron de uno con el que ¿recordáis las mayores?nos venían a visitar y a contar las grandezas de la ciudad. De una ciudad  en la que, hoy lo sabemos todos, no se atan los perros con longanizas.

Una ciudad que sí fue quizá pionera en una innovación tecnológica de la que hoy disfrutamos todos, sin diferencia: la locomoción en vehículos de tracción mecánica. O sea, los coches. Su posibilidad de conducirlos se ha convertido hoy en día en requisito en cualquier curriculum y, desde luego, de instrumento de autonomía, de libertad para las mujeres que ya no necesitamos al hombre “que nos lleve”.

Aquí de nuevo el Gobierno Regional ha sido muy, muy sensible y desde hace cerca de una década ofrece ayudas para acceder al carnet de conducir a mujeres que por su edad y/o circunstancias económicas tendrían serias dificultades en lograrlo. Y pongo aquí como ejemplo a otra mujer rural  y castellano-manchega como vosotras: Ángeles Jiménez que con 56 años se decidió a sacar el carnet y sí, aprobó el teórico lo cual aumentó su autoestima pero seguía viendo muy, muy difícil superar el práctico. Y Ángeles, valiente y con cualidades que ni ella misma se suponía, aprobó y hoy ya ni es tan casera ni falta que le hace. A cambio tiene una seguridad en sí misma que le da pie a emprender nuevas iniciativas.

Iniciativa, en este caso laboral, la que ha podido emprender otra paisana de Ángeles que atravesaba hasta hace poco una situación familiar económica lamentable. Aquí convergieron los apoyos de Sole, una mujer emprendedora quien desde hace años y a través de las nuevas tecnologías puede compatibilizar su naturaleza de mujer rural residiendo en San Lorenzo de La Parrilla y dotando de equipamientos completos a bibliotecas de toda Castilla-La Mancha, y quien la animó a acogerse al otro apoyo, el de la Junta de Comunidades mediante la línea de ayudas que el Instituto de la Mujer tiene para  con el Permiso de Conducir favorecer la inserción laboral como en el presente caso en el que la amiga de Sole ha accedido a un puesto de trabajo en otro pueblo.

Yo misma he de reconocer que puedo desarrollar mi trabajo vinculado al Desarrollo Local y que lamentable y totalmente transcurre fuera del pueblo que durante 15 años escogí como lugar de residencia, porque un carnet de conducir que mi padre me obligó a sacarme sin ganas y con 18 años me permite esa autonomía que quizá algunas de vosotras aún no valoréis porque desconocéis pero que es imprescindible para sentirnos libres.

Como Ángeles, Sole, la amiga de Sole o yo hay otras muchas mujeres en toda Castilla-La Mancha .Recuerdo a Ramona Serrano, joven  residente en los campos  de Ciudad Real, en donde simultanea la función de casera con la de madre de familia. Gracias a aprobar ese carnet de conducir que tanto deseaba y tanto temía, hoy el tener que  vivir en el campo no supone impedimento para que Ramona o sus hijas puedan acceder a un desarrollo social y cultural ni dependencia material respecto al marido y padre para que sea éste quien las lleve y traiga.

Ya veis, habrá quienes no consideren “innovación tecnológica” el conducir un coche y sin embargo, nosotras lo sabemos ¡cómo nos estamos enganchando al progreso quienes tenemos la oportunidad de desplazarnos por nosotras mismas¡

Y engancharse al progreso, paisanas, es esforzarnos en una  formación que quizá para muchas de vosotras haya sido insuficiente en vuestra infancia y juventud. Por eso ahora debéis y podéis convertirla en permanente.

Sí, ya sé que todas las que sóis parte integrante de cualquier Asociación de Mujeres; Amas de Casa, Consumidores y/o Usuarios participáis en diversos cursos y que las manualidades de antaño van dando paso a otros aprendizajes igualmente amenos y asequibles para vosotras. Aunque digáis que tenéis la mente oxidada y precisamente por ello.

Mirad, sabéis bien que la Junta de Comunidades, omnipresente en la tarea de enganchar nuestra región al progreso y al bienestar, facilita el acceso a las que hoy son nuevas tecnologías-la telemática- a través  de la Fundación Ínsula Barataria de la que no voy a hablaros porque para eso, a continuación, lo hará su gerente, Enma Cuenca, en la Mesa de Experiencias. Pero sí quiero citar casos concretos en los que esta Fundación ha apoyado la incorporación y reciclaje de la población rural a las nuevas tecnologías. Por ejemplo, en un histórico pueblo de la provincia de Cuenca, Huete, del que una buena representación femenina nos acompaña hoy y que gracias al Aula Informática promovida en colaboración con su Ayuntamiento ha posibilitado  el aprendizaje informático de niños, jóvenes, adultos y personas mayores con casos tan reseñables como el de Chari Ruiz López, mujer activa que no se conforma con ser “esposa y madre de” sino que se ha incorporado por sí misma al mundo empresarial con su Casa Rural “La Plaza”  que ella gestiona precisamente gracias a las nuevas tecnologías. Nuevas Tecnologías en las que igualmente se sigue instruyendo en el Centro de Mayores de dicha ciudad, un Centro de Mayores, no de viejos, que este año cumple sus primeros 25 y que no se limita a servir de sede para partidas de cartas y coordinación de viajes. Dolores, su Directora, también mujer rural y asidua a la innovación tecnológica, ha querido y sabido llevar la educación permanente a quienes a ella están abiertos. Como Chari, otras personas  se  comunican telemáticamente o, incluso, han sabido crear soportes de este tipo como dvd,s y, por cierto, bien atractivos.

Ciertamente, la Fundación Ínsula Barataria ha apoyado pero todo requiere una continuidad y eso es precisamente lo que muchas mujeres rurales con las que me he entrevistado para preparar mi intervención han reclamado: se quejan de que, efectivamente, hacen Cursos y Talleres Informáticos pero ¿cómo los aplican después si el engancharse a la red todavía resulta complicado en el mundo rural? El Gobierno Regional se comprometió a que a finales del presente años el 98% de nuestros municipios tengan ADSL.Las primeras piedras está puestas, el camino se ha iniciado pero hay que seguir andando para seguir haciendo camino.

Previo a éste, el más innovador camino, se requiere otro como también han demandado, por ejemplo, representantes de la Asociación de Mujeres Castellano-Manchegas “El Puntío” quienes han hecho un Curso de Internet de 3 meses apoyadas por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en colaboración con el Ayuntamiento de San Lorenzo de La Parrilla. Curso que ha sido un éxito pero que hubiera requerido unos conocimientos previos y siquiera mínimos de mecanografía.

Y precisamente adelantándose a los tiempos, en 1984, una mujer rural, de Villagarcía del Llano, que contaba entonces con 19 años se aventuró a emprender y lo hizo enseñando en el medio rural lo que entonces sabía: Mecanografía. Con 8 máquinas de escribir financiadas por su madre, de la que Dulcinea López Arce mamó el espíritu emprendedor,1 coche prestado por su padre ,1 local cedido por el Ayuntamiento de La Gineta, pueblo de Albacete, y 8 mesas y 8 sillas cedidas por la escuela de dicho pueblo montó un rudimentario centro de formación que fue semilla de lo que hoy es el Centro de Enseñanza López Arce con sede en Albacete y con alumnos on-line en Ciudad Real, Cuenca,Toledo, Sevilla,Cáceres, Guadalajara o incluso el Reino Unido a través de una Plataforma Virtual que ha merecido reconocimientos regionales como en 2006 el 2º Premio “Tecnoemprende”. Para ello, el camino no ha sido fácil. Como todas nosotras, Dulcinea ha tenido miedos.Lo importante no es tenerlos, sino vencerlos. Miedo a lo desconocido, al fracaso, incluso al “qué dirán” que en los pueblos aún tanto se tiene en cuenta.

Dulcinea, siempre con ganas de trabajar, con mucho entusiasmo y confianza en ella misma supo, por ello, conocer sus recursos y sus limitaciones. Un año después de echar a andar era ya consciente de una amenaza: “ No sé Infórmatica”, se dijo. También de una oportunidad: “Puedo aprender”, se respondió.

El resultado práctico podéis comprobarlo en ese innovador y exitoso Centro de Enseñanza que, lógicamente,lleva su nombre a pesar de tener marido y de que éste, Pedro, sea parte fundamental de la empresa.Pero la madre, la creadora, el motor fue ella que afirma “ Hoy no podemos prescindir de las NUEVAS TECNOLOGÍAS, sólo debemos creer lo que hacemos.Si una idea está bien clara y se desarrolla con soltura in situ, de igual modo puede hacerse a través de INTERNET”  

En Castilla-La Mancha no es la única, hay muchas Dulcineas de carne y hueso y que no se conforman con las circunstancias, siempre arbitrarias, en las que les ha tocado nacer y vivir. Son Dulcineas que han preferido el inquieto e inconformista papel  hasta ahora asumido por su Caballero Andante. Son, sois, mujeres tan rurales como lo pudo ser Aldonza Lorenzo, la pastora Marcela, Teresa Panza o su hija Mari Sancha pero que sois conscientes de que el progreso es cosa de todas las personas, hombres y mujeres, de que tenéis las mismas oportunidades que éstos y por ellas habéis de luchar. Así lo ha entendido vuestra paisana Rus Catalán que no se conformó con ir a la escuela, casarse y tener dos hijos a los que ella y su marido, Ángel, han educado en la igualdad. Hoy éstos han crecido y Rus no por ello se siente realizada, plena. Incluso no le basta con los libros que “devora”. Ella es mujer rural, sí, pero inconformista y ahí está, incorporada al mundo de las nuevas tecnologías y a la vez prestando un servicio a su comarca como comunicadora a título voluntario en una emisora de radio local.

Citaba a Mari Sancha, la hija de Teresa y Sancho Panza. Quizá las mayores penséis que eso de la innovación tecnológica no va con vosotros !qué engañadas estáis¡ ¡no sabéis lo que os perdéis¡ Así han de decíroslo las más jóvenes que pensáis han nacido “chateando” mandando sms, descargando archivos y metiéndose en esa cosa de www…No, amigas, a ellas también les ha supuesto un aprendizaje.Y un esfuerzo, como el que Raquel Labajos, a quien muy pronto váis a conocer por méritos propios. Tampoco ella es única aunque me reconocía su soledad en un mundo duro, difícil y por tradición masculino,el agroalimentario.

Raquel es la promotora de Finca Labajos S.L. una explotación vitivinícola que trabaja en la producción, embotellado y comercialización de un vino que no podéis dejar de catar, “Ibero”.

No tengo que contaros las dificultades que Raquel se está encontrando: como seguirían diciendo en La Mancha, por ejemplo en San Clemente, el pueblo del que compartimos paisanaje, es una “guacha”, encima es mujer, va por libre, no tiene las ayudas a las  que otros trabajadores autónomos y empresarios  pudieran optar porque lo suyo es la transformación agraria: el vino. Y sí, se puede  y se acoge a la FOCAL, al PRODER del Záncara,o  a “Nexopyme” , programa por el que se le facilita el acceso y trabajo con las redes telemáticas.

Enfín, Raquel tiene apoyos pero, me confesaba hace unos días, se siente sola. No es algo anormal, Raquel: eres mujer, joven, rural, emprendedora y encima te has “colado” en un mundo de hombres ¿Cómo no van a sorprenderse hasta los expertos técnicos de la Consejería de Agricultura y verte como un bicho raro? Pero no estas sola, Raquel. Otras mujeres en similares circunstancias no es que hayamos triunfado!es que seguimos luchando¡. Sentimos la misma soledad, una soledad que en el mundo rural es muy, muy dura. Mucho más si, como yo, he buscado luchar en pueblos que no son ni me sienten como parte suya porque, en contra de lo que dice el refrán y hasta yo pensaba: Uno no sé si puede ser de donde nace, desde luego no es de donde pace si ese lugar es un pueblo. En ellos, en el medio rural la soledad es peor para quienes “no somos de allí” aunque lo mejor allí lo hayamos dejado y en ellos hayamos creído mucho más que en nuestra cuna. Viejas “tecnologías” rurales que hemos de desterrar, amigas.Por favor, no tengáis prejuicios hacia los nuevos y tan necesarios recursos humanos que a  nuestros pueblos puedan llegar.!Los necesitamos¡

Como necesitamos del impulso de las distintas Administraciones para hacer de la nuestra una tierra mejor, con mejores y más innovadoras oportunidades. He citado algunas de nuestro Gobierno Regional- importante también es reseñar las ayudas que anualmente oferta el Instituto de la Mujer para dotar de equipamientos informáticos a nuestras asociaciones- pero también se advierte el esfuerzo en los provinciales- y aquí quiero citar a la Diputación de Ciudad Real y sus estrategias locales de actuación en Políticas de Igualdad de Género cuyo Foro Provincial en Políticas de Igualdad es testimonio real y muy válido de  un querer y saber hacer en el que otra mujer rural, Victoria Sobrino, no ha estado sola como Diputada  Delegada del Área de Bienestar Social. Ha contado con un equipo encabezado por un Presidente, Nemesio de Lara, sensibles y receptivos a un  ideal de igualdad.

Igualmente a nivel local se viene trabajando por la igualdad y la innovación. Como ejemplos, cito  Ayuntamientos como Cabanillas de Campo o Porzuna que han promovido en colaboración con el Instituto de la Mujer la Feria de Mujeres Emprendedoras-con el Premio a la Idea Empresarial más Innovadora- o la Vª Feria de Mujeres Emprendedoras de la comarca Montes Norte que en la última edición y con el título “Empleo y género, rompiendo moldes” han supuesto en 2007 nuevas acciones positivas por la igualdad  y la innovación de género.

Lógicamente queda mucho, muchísimo más por hacer. No podemos quedarnos con el “qué buenas somos, qué bien que lo hacemos”. Hemos de ser inconformistas…e intrépidas.

Tenemos miedos, es humano. Pero el ser valiente no significa no tenerlos, significa vencerlos.

Se dice que la innovación tecnológica implica comunicación y, a la par, hemos hablado de que la mujer rural siente, sentimos, con mayor fuerza la soledad pero, para acabar permitidme tomar prestada las palabras de Javier Urra en un libro-“Mujer Creciente, Hombre Menguante”-que os recomiendo:

“El ser humano solo llega a conocerse en soledad. Hay que escudriñar y disfrutar el pequeño mundo de uno mismo. Disfrutar cada alegría de la vida en presente, sin añorar tiempos equívocamente percibidos  como mejores o con la expectativa de alcanzar la felicidad. Nuestro estado de ánimo depende muchísimo más de la disposición de la mente que de las circunstancias que nos rodean. No perdamos el tiempo, la materia de la que se compone la vida, en perseguir lo inalcanzable.No nos enganchemos a lo imposible por miedo a lo posible .Degustemos la vida como el último trago de un buen vino: disfrutémosla y disfrutemos del amor a una misma ,a los demás ,a la naturaleza ,a la propia obra, a la sorpresa”.

Que en el día de hoy, nuestro día, así sea pero que no sea el único.

                                              ¡Gracias¡   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s